miércoles, 14 de febrero de 2007

Nos vendieron la burra de las privatizaciones

Y de que la administración pública era un desastre y que nada como el sector privado para hacer que las empresas crecieran y se multiplicasen. Y así, entre 1985 y 2000 fueron nada menos que 38 las empresas privatizadas en España. Las más notorias: Telefónica, Repsol, Endesa y Seat, no sólo por su volumen, sino por los sectores estratégicos en que cada una de ellas se encuadra.

Junto con la idea de la mala gestión estatal se encardinó la de desmonopolizar sectores, con el fin de que, con la sana competencia, los consumidores iban a salir beneficiados.

La realidad es que en la telefonía, los precios no han bajado, ni se ven demasiadas ventajas en los nuevos operadores, que parece se ponen de acuerdo en la tarificación y en los mismos abusos que siempre cometió Telefónica (robo descarado de las vueltas en las cabinas, cobro del establecimiento de llamada y tarificación por minutos completos).

Y ahora que por fin se lo prohíben, no hay problema, suben las tarifas y a seguir mamando a costa de los consumidores, con beneficios sólo para sus accionistas, que sólo son aquellos que tienen excedentes para invertir, pero que obviamente, no benefician al conjunto de la sociedad, ni mucho menos a los que menos tienen. Pero es que encima, en lugares como Galicia, con población dispersa, no interesa, por ejemplo, invertir en adaptar sus infraestructuras para la banda ancha: no les sale a cuenta y así tenemos ciudadanos de primera, de segunda y de tercera regional.

Con el tema de Repsol, más de lo mismo. No quiero ni hablar del precio de las gasolinas, del acuerdo tácito que parece existir a la hora de fijar las tarifas y en el abuso de subir los precios antes de que suba el petróleo y en la demora en bajarlos cuando el barril baja su cotización en el mercado.

En cuanto a Endesa, a punto de ser engullida por E-On, qué decir, que no se haya dicho. Tanto en precios a los consumidores, como en las posibilidades de elegirlos, seguimos casi igual que antes. Muchos seguimos como siempre, con el mismo y único operador, dueño de nuestros ríos, por los que no pagan por su uso, dueños de la contaminación por sus centrales térmicas o atómicas y esclavos de esa dependencia energética que nos pone en sus manos.

Seat, igualmente, pasó a manos alemanas y podríamos hablar largo y tendido de las ventajas que para los trabajadores de esa firma y para los consumidores españoles ha tenido, pero quizá deba dejar el asunto para otro post.

La mayoría de esas empresas privatizadas fueron vendidas a inversores extranjeros, cuando también se decía que lo mejor era abrir el país a esos inversores, dándoles todo tipo de facilidades para que comprasen el país a precio de saldo.

Por ello sorprende ver ahora a Hugo Chávez desandar el camino que no sólo en España, sino en Europa y en gran parte del mundo han seguido los políticos (de izquierdas y de derechas).

Y es que algunos seguimos pensando que el beneficio de algunas de esas empresas privatizadas mejor nos vendría repartirlo entre todos que entre unos cuantos, sobre todo si esos cuantos son extranjeros que se llevan el dinero a sus países, mientras aquí seguimos pagando facturas cada vez más altas.








1 comentario:

Alfonso dijo...

Amigo blogero:

Actualmente estoy interesado en temas más trascendentales que los estrictamente materiales, aunque sin duda en mi blog tb trate a éstos.

Mi interés hoy por su blog se centra en la información y búsqueda de referencias para éste artículo de la wikipedia q intento crear con el tiempo: http://es.wikipedia.org/wiki/Empresa_p%C3%BAblica#Lista_de_empresas_p.C3.BAblicas_privatizadas

Deseo transmitir y difundir la idea de que la empresa pública no tiene ánimo de lucro, nace para dar un servicio al pueblo, todo lo demás son argumentos vacíos del neoliberalismo. Incluso pienso q el ánimo de lucro debería penarse duramente, pues siempre es a costa de aprovecharse del prójimo.

He visto varios cuadros como el q te muestro en el q colaboro. Si pudieras responderme, lo agradecería mucho, pues me sentiría mucho más escuchado. Puedes hacerlo en el blog o en la página de discursión de la wiki.

Gracias y hasta pronto!