lunes, 5 de marzo de 2007

Libia: de villano a héroe por el petróleo

Hubo un tiempo en que Gadafi ocupaba para los americanos el lugar en que ahora ponen a Bin Laden. Era el malo entre los malos, responsable de financiar el terrorismo internacional ya desde el año 1981, en época de Reagan, cuando la Sexta Flota yanqui derribó dos aviones libios.

Y en 1986, americanos e ingleses pretendieron, decían, quitar de en medio a Gadafi, para lo que bombardearon Trípoli y Benghazi.

Dos años más tarde, en 1988 se acusó a libia del atentado de Lockerbie y la ONU impuso sanciones a aquel país, primero del llamado Eje del Mal.

Pero ocurre que, tras treinta y siete años en el poder, Gadafi ha dado la vuelta a la tortilla. Su apertura al exterior llevó a lograr la supresión de las sanciones y el embargo en 1999 y, desde 2003, la apertura del sector petrolero y el suculento pastel petrolífero de aquel país ha llevado a que las grandes predadoras petroleras acudan a la llamada como moscas al pastel.

Porque Libia tiene unas reservas estimadas de 42.000 millones de barriles, tanto como Kuwait.

Y claro, ante los negocios, todas aquellas cositas del pasado, vamos a dejarlas y pelillos a la mar.

Por eso hasta 40 empresas internacionales han acudido a los concursos de explotación del gobierno Libio, que se la sabe todas y si no, fíjense en el dato. Están ofreciendo cifras de beneficio a las empresas del 7%, mientras que el 93% restante es para el Estado.

Y aún así, el pastel es tan grande que rusos, chinos, asiáticos, americanos y hasta la francesa Total están ya agujereando el terreno como posesos. Y todavía algunos ponen el grito en el cielo cuando Evo Morales habla del abuso de las petroleras en Bolivia.

Vayan tomando nota el resto de políticos sobre la forma de hacer negocios desde el estado con las fuentes primarias y la energía, los sectores estratégicos de los países y sus principales fuentes de ingresos, si saben explotarlos y, sobre todo, si saben alejar de su entorno la casi perenne corrupción, que se ramifica por todos los entresijos del poder.



Sube este artículo a Menéame







5 comentarios:

Jeanfreddy dijo...

Pues si yo fuese Presidente de Venezuela me sentiría totalmente aludido, con las expropiaciones, el fifty-fyfty petrolero y la guerra verbal contra "El Imperio". En todo caso, tengo un link "energético" que te puede interesar: un motor de hidrógeno que funciona tan bien como el de diesel. http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=172994
Gracias por ser una referencia.

Pacocho Corbeira dijo...

Todas las marcas de automoción tienen desarrollos en motores de hidrógeno y pilas de combustible. Mira este BMW http://www.revistaautohebdo.com/novedad/BMW-Hydrogen-7-11-2006-21457.html
Hay mucha información en internet al respecto. Un buen blog sobre el tema es hidrogenoo.com

Jorge dijo...

¿Cuáles son fuente respecto a la afirmación de aquel reparto de beneficios de 3 y 97%?

Pacocho Corbeira dijo...

@Jorge
La fuente la tienes en el propio texto en el enlace "42.000 millones de barriles". Es una noticia de la agencia Colpisa recogida en La Voz de Galicia.

cruzado dijo...

Las potencias no tienen amigos, solo intereses